Masaje de Drenaje Linfático

masaje

Masaje de Drenaje Linfático

El Masaje de Drenaje Linfático se realiza de manera manual y se basa en movimientos lentos y suaves. Éste  permite movilizar la linfa (plasma sanguíneo que fluye de manera paralela al sistema circulatorio), en la parte del cuerpo donde se realiza. La importancia del sistema linfático es significativo en cuanto a su relación directa con el sistema inmunológico, ya que aporta grandes beneficios.

Aunque el Drenaje Linfático está muy relacionado con tratamientos de belleza o cuidado personal, los beneficios de este tipo de masaje son mucho más amplios. En este sentido, aporta una mejora en la salud teniendo múltiples áreas de acción. Por un lado, repara los cuadros edemosos e inflamaciones, así como previene la retención de líquidos. Por otro lado, ofrece también al paciente una relajación psíquica y física gracias a sus movimientos lentos y suaves .

Asimismo, el Masaje de Drenaje Linfático está estrechamente ligado con el sistema inmunológico innato. Es por ello, que fomenta el crecimiento de los linfocitos NK (Natural Killer), encargados de destruir las células infectadas y cancerígenas. Además, regula las respuestas inmunes de nuestro cuerpo.

El Masaje de Drenaje Linfático se utiliza también para reducir las bolsas y las arrugas de la cara, ya que favorece la circulación de sangre, y en procesos postoperatorios. En este último caso, se usa, sobre todo, en intervenciones de cirugía estética, pues reduce la inflamación y el dolor, ya que contribuye a acelerar la curación y cicatrización de los tejidos, evitando que se produzcan edemas. 

En definitiva, el Masaje de Drenaje Linfático aporta un estado de relajación corporal y mental generando un estado de bienestar y calma. Además, ayuda a paliar el estrés o ansiedad que lleva acarreado nuestro día a día. 

Concédete un respiro y mejora tu salud con este tipo de masaje tan beneficioso.