Beneficios del Yoga

yoga
La práctica de Yoga aporta multitud de beneficios, pero podríamos decir que la clave está en el grado de atención y conciencia que se aplica durante la sesión.

Estamos acostumbrados a realizar las tareas del día a día de una forma mecánica, automática y pensando en miles de cosas que seguramente nada o poco tienen qué ver con lo que estamos haciendo. ¿Cuántas veces somos conscientes de la textura de una zanahoria mientras la cortamos? ¿En cuántas cosas podemos llegar a pensar mientras conducimos?, y así infinitos ejemplos que nos indican que muy pocas veces mantenemos la atención plena en aquello que estamos haciendo.

Ésta es la clave a la hora de practicar Yoga, poder estar presentes y conscientes de lo que hacemos en cada asana (postura). Sentir cómo se moviliza el cuerpo, reconocer dónde está el límite a la hora de ejecutar una asana y poder respirar en cada postura, sin sucumbir a las autoexigencias de la mente sobre «Debería de poder hacerlo mejor»,  «No puedo hacerlo» o «Me duele mucho».

La Respiración en Yoga

Para poder mantener la atención en cada uno de los movimientos hay una herramienta que nos facilitará mucho el trabajo: la respiración.

La respiración en Yoga se transforma en el director de la orquesta, puesto que los movimientos se someten al ritmo que marca cada inspiración y expiración. De esta forma nuestra mente se concentra en seguir dicho compás haciendo los movimientos más pausados y sobre todo más conscientes. Es interesante poder escuchar la propia respiración mientras practicamos Yoga, de esta forma la llamada de atención es más fuerte evitando así irnos con la mente a hacer la compra o a las tareas que quedan por terminar cuando lleguemos a casa.

Sin duda alguna practicando de esta forma Yoga, no sólo estamos activando el cuerpo y mejorando nuestra salud física, estamos entrenando a nuestra mente en un estilo de vida más sosegado en el que poder ser nosotros los que decidamos dónde y cuándo mantener la atención, en definitiva gobernar nuestra mente y no al revés. ¿Cuántas noches a pesar del cansancio, parece que nuestra mente ha decidido sabotearnos no dejándonos dormir y ha empezado a recordar o imaginar cosas sin sentido? Imaginad lo que es poder cortar ese flujo de pensamientos, relajar la mente y finalmente dormir. Yoga ofrece este tipo de aprendizajes que son útiles para el día a día en la sociedad en la que vivimos llena de estímulos y prisas.

Yoga en Salamanca

Si quieres cambiar tu estilo de vida por uno más relajado, aparte de mejorar tu condición física, ofrecemos clases de Yoga en Salamanca personalizadas, ya que todos los grupos se componen de un máximo de 4 personas, permitiendo así adaptar las asanas a cada necesidad física. Obtén más información aquí.

A continuación, os dejamos con un vídeo en el que te explicamos qué beneficios aporta para tu salud física y psicológica la práctica del Yoga.